Recursos Humanos

Cesta de Navidad para motivar a tus empleados: ¿sí o no?

En Navidad es costumbre dar regalos para compartir en estas fechas tan señaladas y una de las tradiciones más arraigadas es la cesta de Navidad. El origen de esta tradición se remonta a la antigua Roma, cuando los patrones regalaban a sus protegidos cestas de comida.

En la época moderna, se estableció la costumbre de regalar cestas navideñas a los trabajadores a partir del siglo XIX, tanto a los de empresas públicas como privadas. Pero es en los años 50 del siglo XX cuando esta tradición se consolida y se solían entregar cestas con productos navideños, junto a la paga extra de Navidad.

En la actualidad muchas empresas siguen manteniendo obsequiar una cesta de Navidad a sus empleados, aunque otras han optado por abandonar esta costumbre. Sin embargo, se ha visto que esta tradición puede ser beneficiosa de diversas formas para la empresa así como para los trabajadores.

¿Es buena la cesta navideña para motivar a los empleados?

Una de las causas por las que se ha venido abandonando la entrega de cestas de Navidad a los empleados es la crisis económica. Muchas empresas han considerado que esto es un gasto superfluo, que no se pueden permitir en época de estrechez.

No obstante, cuando se realiza un análisis más profundo, es posible apreciar que el coste de estas cestas es mucho menor a las ventajas que se pueden obtener en el corto y mediano plazo. Entre algunas de las razones para que sigas obsequiando la cesta de Navidad a tus empleados, están las siguientes:

Suele mejorar la productividad

Cuando se realiza la evaluación de desempeño de los empleados, uno de los indicadores de los mejores resultados es que el trabajador se siente motivado. Hay muchas razones para esto, que va desde el ambiente de trabajo, los planes de formación o la flexibilidad horaria.

Uno de los motivos que señalan los empleados es que se sienten tomados en cuenta por la empresa cuando le hacen un regalo especial de Navidad. En el caso particular de las cestas, tienen la ventaja de que es algo que pueden compartir y esto hace que su núcleo familiar también se sienta ilusionado, esperando ver los productos que se obsequiarán cada año.

Es considerado una recompensa al esfuerzo

Cuando das un regalo especial a un trabajador, le estás diciendo que reconoces el hecho de que este siempre ahí para la empresa. Además, que aprecias su esfuerzo y quieres recompensarlo con un obsequio que pueda compartir con su familia.

Esto muy seguramente se verá reflejado en el desempeño del empleado, porque se sentirá mucho más comprometido e identificado con la empresa. De alguna manera, lo haces sentir parte de la compañía y que de su trabajo es importante.

Se fortalecen los lazos emocionales

Cuando das un regalo estableces un vínculo emocional con la persona a la que lo haces, más cuando esta tiene la ilusión de recibir algo especial. Lo mejor es que las cestas lleven el logotipo de la empresa, lo que hará que el empleado la asocie más directamente con sus superiores.

Además, si tienes el detalle de tomar en cuenta las particularidades de cada empleado, los mismos se sentirán más valorados. Una buena opción es hacer varios tipos de cestas para trabajadores solteros o aquellos que tienen hijos o una familia numerosa.

Ofrece ventajas económicas a la empresa

Además de todos los beneficios en cuanto a motivar a tus empleados, las cestas navideñas también pueden ayudarte a ahorrar. Cuando se vuelve costumbre de una empresa, puedes hacer deducciones del impuesto de Sociedades que debes pagar.

Para esto, hay que guardar las facturas de compra de las cestas de Navidad y utilizarlas en el segundo año, ya que las deducciones no aplican para el primero. Asimismo, si el coste del contenido de la cesta no es superior a los 90,15 euros, es posible deducir el IVA de la compra de las mismas.

¿Qué regalar en la cesta de Navidad de tus empleados?

Como has visto, regalar una cesta de Navidad es una excelente forma de motivar a tus empleados y no tiene que representar un gran gasto. En cuanto al contenido de las mismas es muy variable y las opciones muy amplias.

Ya quedaron atrás las tradicionales cestas de mimbres llenas de embutidos y polvorones, que están siendo sustituidas por productos más exclusivos. Los empleados suelen apreciar más una cesta con menor cantidad de productos, pero de mucha mejor calidad.

Si estás pensando en obsequiar a tus trabajadores cestas de Navidad gourmet, te recomiendo que veas lo que tiene para ofrecer Ubbora. Sus productos son ecológicos, de elaboración artesanal y te ofrecen envío gratuito.

En el caso de los empleados más jóvenes que pertenecen a la generación millenium, las tendencias han cambiado totalmente. Estos prefieren obsequios originales para su cesta de Navidad como una actividad de formación fuera de la empresa o algún accesorio tecnológico.

Al momento de solicitar las cestas navideñas para la empresa es conveniente tomar en cuenta algunas particularidades:

  • Puedes solicitar cestas veganas o con productos especiales para personas con alergias Estas serán para aquellos empleados que tengan restricciones en cuanto a los productos que consumen.
  • Para dar un toque más personalizado, puedes solicitar unos tres o cuatro modelos distintos de cestas. No obstante, ten cuidado de que las diferencias de calidad de los productos y costes no sean marcadas, porque los empleados pueden sentirse infravalorados.
  • Solicita a tu proveedor que te ofrezca cestas especiales para personas solteras y otras para los trabajadores con familia, ya que pueden incluirse productos que sean más atractivos para cada grupo.
  • En el caso de empleados muy destacados o que cumplen funciones de gran responsabilidad, es posible preparar cestas de Navidad especiales. En estas se pueden incluir productos más exclusivos que le hagan sentir a la persona, que se reconoce su esfuerzo particular.

Lo importante es seguir manteniendo la tradición de obsequiar a tus empleados la cesta navideña en estas fechas. Esto hará que tengan presente a la empresa en los momentos de celebración junto a sus seres queridos.